Voy a compartir con vosotras algunas preocupaciones e información contrastada que me ha llegado y que he buscado en relación a la situación del coronavirus, embarazo y parto.

Si te encuentras en esta situación  y sumamos la incertidumbre, cambio de vida, modificación en los protocolos de seguimiento y parto entre muchas otras cosas, es posible que tengas mayor preocupación o angustia de la que has sentido hasta el momento durante este proceso tan mágico. Quiero decirte que te enciendo, te acompaño y es normal lo que estas sintiendo Estás gestando a alguien que seguramente ya quieres con locura y el parto da especial temor a muchas de nosotras. Así que hoy comparto contigo alguna información al respecto actualizada en el momento de hoy, día 9 de abril del 2020. No obstante ten en cuenta que frente a esta situación nueva para la sociedad actual algunas de las cosas que hoy puedas leer aquí pueden haber cambiado.

La información es poder y sólo así podemos decidir con mayor libertar. Pregunta todo lo que quieras y busca información fiable.

Por el momento no se ha encontrado evidencia científica que avale la transmisión en vertical del virus, es decir, que en el tercer trimestre no traspasa la placenta por lo que tu bebé no se puede infectar. No está tan claro durante el primer y segundo trimestre no obstante, tranquila porque no hay ningún estudio que haya demostrado lo contrario. Los seguimientos médicos se han parado o ralentizado en muchos casos y se realizan los mínimos controles posibles. Aunque pueda parecer arriesgado, te invito a que recuperemos el espacio que tenemos como gestantes y poseedoras del don de dar vida, y disfrutes de tu embarazo poco medicalizado, pero no por ello menos seguro.

Tampoco se ha encontrado virus en las extracciones de leche materna, ni de mamás sanas ni de mamás con COVID-19 por lo que puedes alimentar a tu bebé con leche materna si lo deseas. Eso sí, si presentas síntomas, eres positiva o has estado en contacto con alguien con esta enfermedad deberás extremar las medidas de precaución.

En la misma línea, el virus no pasa por el canal del parto por lo que puedes dar a luz por vía vaginal y realizar piel con piel. Según la OMS no hay evidencias para programar un parto o realizar una cesárea por este motivo y siguen apoyando las ventajas de la LM tanto para la mamá como para el neonato. Le subministra anticuerpos y mejora su sistema inmunológico con lo cual, lo hace más fuerte ante cualquier posible ataque o infección. Si por cualquier motivo no puedes estar con tu bebé, puedes iniciar la extracción y estimulación de calostro o leche en el hospital (incluso días antes del parto) para que se lo puedan ofrecer al neonato a la vez que le indicas a tu cuerpo que siga produciendo leche, con el fin de instaurar la lactancia materna si es eso lo que deseas. También es beneficioso que expliquemos al/la pequeño/a porqué no podemos estar a su lado y que el cuidador o cuidadora respete las decisiones e indicaciones que tú quieras. Los bebés son seres sintientes y que entienden lo que ocurre. Dentro de su capacidad, si se enteran lo que pasa.

Puedes consultar información fiable en “El parto es nuestro”, “Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal”, la App de “LactApp”, así como documentos públicos de la OMS.

Si sientes que necesitas acompañamiento psicológico puedes contactarme. También tienes a disposición teléfonos gratuitos de psicología en la web oficial de Colegio Oficial de Psicología de Catalunya y especialistas en psicología perinatal en la web del Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal.

Espero y deseo que puedas disfrutar de éstos momentos y conectes con tu fuerza para dar vida a pesar de que las incertidumbres y miedo puedan estar presentes.

Un abrazo

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial